Posts recientes

domingo, 24 de febrero de 2013

Lo verdadero y lo verosímil, 3:
cosas de artista


En 1961 el artista italiano Piero Manzoni puso a la venta noventa latas firmadas y autentificadas por él a precio de oro, en las que se indicaba que contenía 30 g de mierda de artista conservada al natural. Sabemos que agotó la tirada, y que sigue revalorizándose. Hace seis años se remató una de ellas en Sotheby's en más de 100.000 euros.
Más allá del significado de esta irreverencia al mundo, nos preguntamos si efectivamente Manzoni da lo que promete o si contiene yeso, como dijo un compañero suyo hace unos años. No tengo noticia de que nadie que la haya abierto haya revelado su contenido. Lógico, imagino que si alguien paga ese altísimo precio no es para pinchar la pelota. Nunca se sabe si uno se verá avocado a deshacerse de su jugoso patrimonio en momentos de vacas flacas. Así que para que el juego continúe, como en la paradoja de Schrödinger, pensaremos que hay mierda y yeso a la vez. Curiosamente, eso mismo es lo que me pregunto cuando leo/oigo/veo a ciertas personas expresándose en los medios de comunicación: ¿qué tendrán en la cabeza mierda, yeso o ambas cosas?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Más fácil que abrirla es pasar la lata por un ecógrafo o por rayos X, pero entiendo lo que dices, quien paga 100.000€ no va a desvelar el secreto. Supongo que es ese halo de misterio el que le da el valor al objeto.

Ma D'Agosto dijo...

Le da el valor del misterio a quien tenga suficiente "yeso" en la cabeza para emplear 100.000€ en una lata de mierda, cualquiera que sea el intestino en el que fue fabricada. La frivolidad y la vaciedad de algunos verdaderamente no tiene limites

Publicar un comentario